”Venezuela es un campo de concentración”

”Venezuela es un campo de concentración”

“Venezuela es un campo de concentración donde se están exterminando los mismos venezolanos”…

Esta fue la fuerte expresión del obispo de Carúpano, Mons. Jaime Villarroel, quien estuvo del 24 al 31 de octubre en diversas ciudades mexicanas invitado por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada.

“Venezuela es un campo de concentración donde se están exterminando los mismos venezolanos, entendiendo lo que es un campo de concentración en la Alemania nazi: a donde se llevaban a los judíos para morir en la cámara de gas”. El prelado destacó la carencia de alimentos y medicinas que hay en el país sudamericano.

Las “dimensiones inimaginables” que hoy alcanza la tragedia que vive Venezuela, incluyen también, según el relato del obispo, la tortura, en hechos que ya han sido denunciados ante la Corte Penal Internacional y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“No votamos con el sentido común ni con la razón, y esto nos ha llevado a una tragedia donde hoy están muriendo miles y miles de venezolanos por falta de comida y por falta de medicina y donde se violan permanentemente los derechos humanos”.

“Hoy en día el 80% de las industrias están destruidas”, expresó, y deploró los altos índices de inflación.

“El sueldo mínimo para un venezolano por un mes llega entre 4 y 6 dólares. Con 4 y 6 dólares una familia tiene que alimentar a sus hijos con un mes”.

Los medios de comunicación son todos de control estatal, y se dedican a “propaganda que intenta hacer ver que en Venezuela todo es próspero, que no falta nada, que todos los venezolanos vivimos bien”.

Los ataques a la Iglesia Católica se dinamizan. El gobierno incluya ya intenta crear una “iglesia católica reformada”, “nacionalista”, con sacerdotes católicos que abandonaron el ministerio.

La iglesia sigue cumpliendo su labor

Mons. Villarroel destacó el trabajo solidario que hace la Iglesia en Venezuela, incluyendo también la “formación en la doctrina social de la Iglesia, formación en la conciencia, formación para que las personas no se dejen manipular o engañar por un sistema totalitario, por un sistema que está matando a nuestro pueblo”.

Igualmente, el obispo destacó la unidad que mantiene la Iglesia: “Los pastores de la Iglesia nos hemos mantenido siempre unidos, con una sola voz, con un solo criterio. Lo que estoy diciendo aquí no es la percepción de una persona, no es una percepción de un solo obispo sino es la percepción del episcopado en Venezuela. Hablo en nombre de todo el episcopado”, manifestó.

Con información de ACI

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: