La quebrada más grande de Chosica en riesgo muy alto

La quebrada más grande de Chosica en riesgo muy alto

Los miles de vecinos de la zona de las Brisas de California, en el distrito Lurigancho-Chosica, viven con el miedo latente de que un fuerte huaico afecte gravemente sus precarias viviendas que construyeron en un lugar prohibido para habitar.

 

 

Hace dos días, los pobladores vieron cómo el agua, el lodo y las piedras pasaron por sus casas tras activarse la quebrada California, la más grande del distrito, por las lluvias ocurridas en esta temporada. Sus calles, esa vez, quedaron bloqueadas.

 

 

Hoy, las más de 8 mil familias, que llegaron a vivir a la zona de forma irregular, se encuentran en medio del peligro. Lamentablemente, en el lugar, no hay muros de contención ni mallas metálicas para controlar la fuerza de un huaico.

 

 

“Vivimos aquí hace 15 años y no contamos con agua y la luz es muy baja. No tenemos ninguna seguridad ante un inminente huaico. Los funcionarios vienen aquí y no dan soluciones a nuestro problema. Además, tenemos que lidiar con los traficantes de terrenos que hay en Chosica”, comentó Shandy Valencia, vecina de las Brisas de California, quien vive en una zona en la que no debió hacerlo.

 

 

Los vecinos comentaron que le pagan 12 soles al camión cisterna para llenar el tanque de agua de su vivienda, un costo muy alto en comparación con otras zonas urbanizadas. Ayer personal de Cofoprillegó a la zona para conversar con la población.

 

Labor municipal

 

Mientras tanto, la Municipalidad de Lima, en coordinación con las comunas de Chosica y Chaclacayo, despliega maquinaria para ejecutar labores de limpieza en las quebradas activadas el último lunes por las lluvias. Las quebradas atendidas fueron Los Cóndores, La Floresta, en Chaclacayo; mientras, en Chosica, las de Chacrasana, Lechuceros, California, Nicolás de Piérola, entre otras.

 

 

Al respecto, el alcalde de Chosica, Víctor Castillo, indicó que tras finalizar la temporada de lluvias iniciarán las gestiones para construir muros de contención para las quebradas de Chacrasana, San Antonio, Nicolás de Piérola y Corrales.

 

 

“Son cuatro proyectos que tenemos que ejecutar. El presupuesto llegaría a 16 millones de soles en las cuatro quebradas. Lo que buscamos es que el presupuesto sea habilitado tras la temporada de lluvias y no a fin de año, cuando las precipitaciones regresan”, declaró el alcalde de Chosica.

 

 


El burgomaestre del distrito afirmó que a cada funcionario de alto rango en la municipalidad se le asignó una quebrada, tras activarse por las lluvias. Ellos deben hacer el trabajo de limpieza y rescate de los vecinos, además del trabajo preventivo con la población. 

 

El río Rímac amenaza la Vía de Evitamiento

 


El caudal del río Rímac en algunas zonas de la Vía de Evitamiento podría desbordar, ya que está casi al límite de los muros de contención.

Pese a que el torrente se encuentra cargado en el Rímac, el Senamhiinformó que esta cuenca tiene un ligero descenso a diferencia de los días anteriores, aunque advirtió que las lluvias seguirán. En la estación hidrológica Chosica, presentó un caudal de 54,74 m3/s; mientras que en la estación San Mateo de Huanchor, 23,75 m3/s.

 

 
Las zonas vulnerables en la Vía de Evitamiento son las que colindan con el Cercado, El Agustino y el puente Dueñas. Las casas en San Martín de Porres están en riesgo.

 

Fuente: La República

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: