Intentó degollar a su ex porque no quería retomar relación

Intentó degollar a su ex porque no quería retomar relación

Una madre de familia estuvo a punto de ser degollada por su expareja a quien ya había denunciado desde el mes de noviembre de violencia familiar e incluso tenía medidas de protección que el cuestionado hombre no cumplió en la región Piura.

 

Se trata de una mujer de 38 años quien tuvo que ser socorrida por sus compañeros de trabajo de la empresa Agrícola San José, ubicado en el sector de Cieneguillo en Sullana, luego que su exconviviente Martín Rodriguez Farfán (46) la atacara para proferirle varios cortes en el cuello a la altura de la yugular.

 

Según se conoció, los hechos ocurrieron a tempranas horas de la mañana del miércoles cuando la madre de familia ingresaba a laborar a la empresa de uva. Al parecer el sujeto la habría seguido para atentar contra ella. Por fortuna una compañera de trabajo la auxilio y permitió que la madre de familia se escondiera en el tópico de la empresa.

 

Mientras que al ver lo ocurrido, todos los obreros intentaron lincharlo siendo retenido y entregado a los agentes de la Policía de Carreteras de Marcavelica quienes lo condujeron a la comisaría de Bellavista donde es investigado por el presunto delito de intento de feminicidio.

 

En tanto la agraviada fue derivada de inmediato al Hospital de Sullana, donde el médico diagnosticó herida cortante en región cervical (degollamiento) gracias a la oportuna atención pudieron salvarla y suturarle la herida con más de quince puntos.

 

Según se conoció, las agresiones físicas y psicológicas a las que era víctima son desde hace varios años atrás, sin embargo, recién el 9 de noviembre decidió denunciar en la comisaría de San Jacinto, no solo al padre de sus hijos, sino también a su primogénito quien llegó al punto de abofetearla e insultarla.

 

La madre de familia señaló que el clima hostil que vivía a diario hizo que decidiera separarse de su pareja con quien tiene cinco hijos, cuatro de ellos menores a quien tiene a cargo. Asegura que ante los celos enfermizos y tras ser atacada y amenazada de muerte solicitó medidas de protección que le fueron dadas por el Segundo Juzgado de Familia y en que se señala que Martín Rodriguez ni su hijo de 21 años podrían acercarse a la agraviada, medidas que no fueron cumplidas.

 

Fuente: La República

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: