Como en Cuba: Maduro dolariza el turismo y discrimina a venezolanos

Como en Cuba: Maduro dolariza el turismo y discrimina a venezolanos

Tal y como ocurre en Cuba, Nicolás Maduro decidió, con una nueva medida, que el turismo ahora solo será para extranjeros o para venezolanos “pudientes”, pues anunció que el régimen cobrará en monedas internacionales y criptoactivos los servicios turísticos de algunas “zonas económicas del país”.

 

En Cuba solo pueden disfrutar del turismo los ciudadanos extranjeros y los cubanos con divisas, y en Venezuela sucederá igual: ya los venezolanos no podrán disfrutar de sus zonas turísticas.

 

Maduro dijo este lunes en las islas de Margarita y La Tortuga, así como el archipiélago Gran Roque y algunas playas del estado Falcón que “todos” los pagos de los servicios turísticos se harán “en moneda internacional, con la particularidad de que se van a aceptar las criptomonedas mundiales”.

 

Mientras en Venezuela existe un control de cambio donde los ciudadanos no pueden acceder libremente a divisas, y donde el salario mínimo no supera los USD $6, ahora los venezolanos no podrán disfrutar de la reconocida isla Margarita, por ejemplo, a menos que cuente con divisas.

 

“Para todos los servicios que se presten, desde el pago del avión, el hotel, el yate, la comida (y) regalos”, dijo Maduro.

 

De este modo, la dictadura de Maduro aísla más a los venezolanos y los discrimina negándoles la posibilidad de tener acceso a bienes y servicios turísticos en su propio país.

 

Lo mismo sucede en Cuba, donde los habitantes de la isla solo pueden hacer turismo si cuentan con divisas y con el permiso del Estado.

 

En Venezuela “no hay turismo”

Ante la grave crisis económica, política y social en Venezuela, el turismo de extranjeros se ha vuelto prácticamente imperceptible. Sobre todo tras las altas cifras de violencia e inseguridad que desbordan el país suramericano.

 

El sector turismo se muestra considerablemente golpeado por los problemas económicos y sociales que atraviesa Venezuela, lo que se ha traducido en una merma de viajes a la isla de Margarita y otros destinos del país, y en el deterioro de la operatividad hotelera.

 

Para el presidente del Buró Turismo de Margarita, Julio Arnaldes, el mercado nacional se ha visto más afectado en 2018 debido a que los índices de ocupación han bajado entre el 40 % y 60 %.

 

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación Venezolana de Mayorista y Empresas de Representaciones Turísticas (Avemarep), Reinaldo Pulido, aclaró que cada vez hay menor cantidad de asientos y vuelos, los transportes en carretera están presentando dificultades y existen problemas para que los hoteles operen porque no hay servicios públicos como la luz ni el agua.

 

Hay que recordar que el país suramericano enfrenta una economía de guerra enmarcada en escasez de alimentos y medicamentos. Asimismo, enfrenta graves fallas en servicios públicos y mantiene elevadas cifras de violencia que lo ubican en el país más inseguro de la región, convirtiendo a Venezuela en el país menos atractivo para hacer turismo.

 

Venezuela se dolariza solo para quienes pueden

Tras la histórica devaluación del bolívar y la galopante hiperinflación en Venezuela, los ciudadanos de ese país ahora utilizan el dolar para operaciones comerciales y ahorro, a pesar del férreo control de cambio establecido por el régimen de Maduro.

 

Los venezolanos usan el dólar para la compraventa de bienes inmuebles y vehículos, pero también para transacciones que impliquen artículos electrónicos, electrodomésticos, ropa, juguetes y hasta calzado de segunda mano.

 

La crisis ha arrastrado a los venezolanos a preferir el uso del dólar, aunque no es un fenómeno legal, se está convirtiendo en algo bastante común.

 

Ahora en Venezuela los alquileres de locales comerciales se cobran en dólares, pero también servicios y consultas médicas privadas.

 

En el país suramericano no todos los venezolanos tienen dólares, y los salarios en bolívares apenas pueden cambiarse por una pequeña cifra en divisas.

 

Luis Oliveros, economista venezolano, señaló a través de su cuenta en Twitter que pagar bienes y servicios en dólares en Venezuela cada vez “será más normal” y prevé que la economía de ese país se irá dolarizando.

 

El economista explicó que ante la situación ahora los venezolanos buscarán la manera de recibir más dólares, aunque sea con la ayuda de sus familiares en el exterior y el envío de remesas.

 

Oliveros añadió que todo indica que para el 2019 la hiperinflación seguirá, lo que significa mayor “devastación”, por lo que prevé que los precios de más bienes y servicios se van a dolarizar.

 

“¿Es sano? ¿es bueno? ¿no me gusta? ¿mejor no hablar del tema? No importa!!!! es lo que ocurre cuando la moneda colapsa”, sentenció.

 

Y es que Venezuela atraviesa la peor crisis económica de su historia, con escasez generalizada e hiperinflación, un indicador que el Fondo Monetario Internacional estima cerrará en 2.500.000 % este año.

 

Ante esta situación, los venezolanos buscan “proteger” sus finanzas cobrando en divisas a pesar del riesgo que puede acarrear el hacerlo en medio de un control de cambio y la persecución del Estado que busca apropiarse de monedas extranjeras.

 

Redacción: Sabrina Martín / Amazonia Sur

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: