Selección venezolana de waterpolo quedó varada en aeropuerto Jorge Chávez por falta de boletos

Selección venezolana de waterpolo quedó varada en aeropuerto Jorge Chávez por falta de boletos

La brillante actuación de la selección venezolana femenina de waterpolo durante el recién finalizado Campeonato Suramericano de Deportes Acuáticos Trujillo 2018 se vio empeñada este martes luego de que las subcampeonas del sur del continente se quedaran varadas en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez de Lima por falta de pasajes aéreos.

Fuentes ligadas estrechamente a la selección femenina de waterpolo indicaron que los responsables de la compra de los boletos adquirieron los mismos haciendo escala en Panamá sin haber tramitado las visas panameñas de las atletas.

Al momento de abordar el avión este martes en el counter de la aerolínea no permitieron la salida de la delegación venezolana. Las jugadoras quienes quedaron sub campeonas al enfrentarse a la mejor selección de Brasil en la final de los suramericanos, vinieron cortas de dinero y el poco efectivo que le quedaba lo gastaron en el aeropuerto por un poco de comida que compraron.

Cabe destacar que esta no es la primera vez que sucede esta situación con atletas venezolanos. El año pasado sucedió lo mismo con la selección sub 17 en la misma terminal internacional.

Una actuación impecable empañada por mala gestión

Las jugadoras venezolanas perdieron un solo encuentro en todo el campeonato y fue contra la selección carioca integrada por varias jugadoras que hacen vida en el waterpolo europeo y con experiencia olímpica.

Durante la final del torneo las jugadoras estuvieron acompañadas por una gradería repleta de migrantes que ahora hacen vida en Perú como consecuencia de la diáspora de venezolana.

Las jovencitas entonaron las notas del himno nacional acompañada por cientos de compatriotas que viven en Trujillo a los que corrieron las lágrimas de emoción y sentimiento. A pesar que en este tipo de torneos siempre se escucha la primera estrofa del Gloria Al Bravo Pueblo, las jugadoras continuaron la letra de Vicente Salías hasta terminarla, erizando la piel de todos los que se encontraban presentes en la Piscina Olímpica de Trujillo.

Las jugadoras que a esta hora ya deberían estar en sus hogares, permanecen en las instalaciones del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez de Lima esperando un llamado de la embajada venezolana en Perú con la intención de resolver este lamentable capítulo.

El apoyo de venezolanos para con las jovencitas no ha parado. Decenas de venezolanos se acercaron al aeropuerto para tender una mano amiga, incluyendo al entrenador de la selección peruana de waterpolo, Carlos Torrealba quien también es venezolano.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: