La agonía venezolana por conseguir una mejor calidad de vida en Perú

La agonía venezolana por conseguir una mejor calidad de vida en Perú

Lima, (23-08-2018 / Licdo. Ricardo Sánchez). Recordemos que el pasado viernes 17 en rueda de prensa el Ministerio del Interior ha dispuesto el requisito de presentación de pasaporte para su ingreso al territorio nacional a partir de las 00:00 horas del sábado 25 de agosto de 2018. Desde ese día empezó a desencadenarse noticias en vista de la dificultad para esos ciudadanos poder obtener el pasaporte.
¿Qué tan difícil es tener el pasaporte en Venezuela?

Todo conlleva a la mala gestión del gobierno de Nicolás Maduro, con una crisis económica impresionante la cual han surgido muchas actividades clandestinas desde mafias que producen bitcoins, grupos que consiguen comida y medicamentos, y gestores de pasaportes, quizás el negocio más rentable del momento.

El gobierno venezolano decidió entonces tomar cartas en el asunto puso trabas para tramitar el pasaporte, además de anular los de algunas personas. El proceso comenzó en julio del año pasado, cuando les cancelaron el documento a políticos, periodistas, artistas y todo aquel que criticara al Gobierno. En palabras del ministro chavista Elías Jaua, “nosotros no nos ponemos a llorar porque nos anulan el pasaporte, como algunos que están quemando a Venezuela y se van todas las semanas para Nueva York”.

Estafadores y Coyotes

Muchos salen con maleta en mano no solo cargada de ropa sino de responsabilidad de una familia la cual deben alimentar, darle seguridad, educación, salud y una mejor calidad de vida y ahora acelerando el paso para poder ingresar al Perú lo más pronto aprovechándose de esta necesidad algunos estafadores y coyotes que les prometen llevarlos a Tumbes. Ellos los llevan a agencias de transporte que les cobran en exceso para llevarlos a Lima.

Así lo ha denunciado la asociación de taxis autorizados del Cebaf de Zarumilla. Los choferes que integran este gremio deben lidiar a diario con los taxistas que se aglomeran en el exterior del puesto fronterizo, y que incluso ingresan a este lugar a “jalar” venezolanos. Les cobran dos dólares menos (el pasaje oficial cuesta US$ 10 hasta Tumbes), pero les ofrecen llevarlos hasta las agencias de transporte con las que trabajan.

Un “mejor control”

El presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, dijo el pasado miércoles que, en estos momentos, se empieza a tener un problema sensible respecto a la migración venezolana en temas relacionados a la salud, educación, trabajo e incidentes con violencia.

“En estos momentos, ya tenemos un problema que empieza a ser cada vez más sensible en los temas de salud, educación de los niños y también en los temas de trabajo. Pero, también, en el otro lado, en el tema de actos de violencia o delincuencia que se están dando desafortunadamente a través de ellos”, dijo el premier Villanueva al término de la reunión en la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM). Sin embargo, reafirmó el sentimiento de solidaridad con los ciudadanos venezolanos en Perú.

Respecto a la exigencia del pasaporte, Villanueva refirió que esto no implica cerrarles las puertas a los venezolanos, sino tener un mejor control de quienes ingresan a Perú.

Xenofobia Política
 
Toda esta ola de noticias continua con las declaraciones del candidato a la alcaldía de Lima Ricardo Belmont el pasado miércoles refiriéndose hacia los venezolanos con xenofobia causando repudio tanto en llaneros como peruanos, “Que se defiendan solos porque si no defienden su país, ¿por qué nosotros le vamos a dar nuestras casas?, van a quitarle el trabajo a los peruanos, pienso que somos más papistas que el papa”, señaló en medio de una entrevista con la periodista Milagros Leiva.

“Me ha entrado un amor, un amor que no lo tenemos ni por los negritos del Congo que se mueren de hambre todos los días”, generando la indignación de Milagros Leiva. Luego añadió: “¿No puedo hablar así? ¿O sea ahora Ricardo Belmont es malo?”.

Al ser consultado sobre qué solución daría ante la situación que viven los venezolanos en Tumbes y la frontera, dijo: “Ya que los queremos tanto, entonces ábreles las puertas en las casas. Llámalo a uno de ellos y tenlos en tu casa, ya que los quieres tanto y eres buena gente”.

Así seguirán rodando noticias del éxodo venezolano que cada día se tomarán medidas distintas para la regularización de los mismos en el Perú siendo el sueño más preciado volver a tener la Venezuela que todo el mundo admiraba por su buena gente, los paisajes hermosos, país lleno de riquezas; que lo sigue siendo, pero ha sido manchado por un gobierno que le ha apagado la luz del final del túnel a sus ciudadanos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: